martes, 24 de febrero de 2015

Briouats de almendra y miel

BRIOUATS DE ALMENDRA Y MIEL

Me enloquecen los dulces árabes por su mezcla de sabores,texturas...Hoy he decidio hacer unos crujientes y exquisitos briouats marroquíes rellenos de almendra y cubiertos de miel (aparte de otros ingredientes). La receta la he cogido del blog "Cocina a mi estilo" de Halima.
Recién hechos son irresistibles por el contraste de crujiente de la pasta brick y la cremosidad del relleno. Si tuviera que ponerles alguna pega es que no resisten crujientes mucho tiempo, pero por otra parte, casi es imposible que sobren porque son tan ricos....

INGREDIENTES:

Pasta brick:
200 grs. Harina normal
200 grs. agua
Pizca de sal
Aceite de girasol

Briouats:
200 grs. almendra molida
100 grs. azúcar galas
1 cucharita de canela en polvo
2 cucharadas de agua azahar
1 yema de huevo
Aceite girasol
Miel
Semillas de sésamo tostado


PREPARACION:  

Ponemos en un recipiente todos los ingredientes y batimos con la batidora para formar una cremita espesa.
Ponemos una sartén antiadherente al fuego y cuando esté un poco caliente pincelamos toda la base de la sartén con una brocha limpia untada en la crema. Comenzamos pincelando alrededor y terminamos en el centro. Daremos dos capitas de crema y cuando veamos que se empieza a despegar por los bordes y va cogiendo un color blanquecino, ayudándonos de las manos, la iremos despegando suavemente. La dejaremos en un plato y la pincelaremos con un poco de aceite de girasol para que no se pegue la siguiente hoja que pongamos y no se resequen. Las taparemos con papel film. Haremos hojas hasta terminar la crema. El fuego ha de estar bajito para que no se sequen inmediatamente al poner la crema en la sartén.




Para preparar los briouats mezclamos en un recipiente la almendra molida, la canela, la yema, el agua de azahar y el azúcar y con las manos amasamos hasta formar una pasta.
Con los dedos vamos cogiendo porciones de pasta formando una bolita del tamaño de una avellana. Las vamos reservando.
Cortamos por la mitad cada hoja brick y cada mitad la doblamos por la mitad nuevamente a lo largo. Colocamos una bolita de masa en un extremo y plegamos formando un triángulo haciendo las dobleces.

En una sartén o cazuela ponemos abundante aceite de girasol y cuando esté caliente introducimos los briouats hasta que se doren por ambos lados. Los sacamos a un plato con papel absorbente y a continuación los introducimos en una mezcla caliente de miel y azahar. Los impregnamos bien por todo y os dejamos en un escurridor para que se les vaya el sobrante. Los colocamos en una fuente y les espolvoreamos semillas de sésamo por encima.