viernes, 23 de septiembre de 2016

Pimientos del piquillo rellenos de setas

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE SETAS

INGREDIENTES:

Pimientos del piquillo
Setas variadas
Ajos tiernos
Cebolla
Sal
Aceite
Harina
Leche


Salsa de pimientos: aceite, 2 ajos, 1 cebolla, 1 pimiento rojo de lata y 2 pimientos del piquillo, vino blanco, harina, tomate frito y azúcar.

PREPARACION:

 En una sartén freímos una cebolla picada y los ajos tiernos limpios y troceaditos. Salamos. Cuando estén fritos incorporamos las setas lavadas y troceadas y seguimos friendo todo muy bien. Una vez bien fritas añadimos una cucharada de harina y rehogamos. Dejamos que se fría un poco y añadimos leche. La pasta ha de quedar un poco espesa para poder rellenar con ella los pimientos. Probamos de sal y espolvoreamos un poquito de pimienta molida.
Rellenamos los pimientos y los colocamos en una rustidera cubriéndolos con salsa de pimientos. Calentamos suavemente todo junto y servimos.

Salsa de pimientos:

 En una cazuela ponemos un poco de aceite, 1 ajo a láminas, una cebolla picada y los refreímos todo bien. A continuación añadimos el pimiento rojo de lata y los dos pimientos del piquillo. Rehogamos y añadimos 1 cucharada de harina. A continuación una buena chorrada de tomate frito y vino blanco. Condimentamos de sal y azúcar y vertemos agua. Dejaremos cocer 20 minutos y los pasamos por la  batidora.




domingo, 18 de septiembre de 2016

Aros de cebolla supercrujientes

AROS DE CEBOLLA CRUJIENTES

INGREDIENTES:

Sal
2 cucharadas soperas de harina repostería
2 cucharadas soperas harina de arroz
Colorante
Levadura química royal 1 cucharita
Leche muy fría
Aceite de girasol

PREPARACION: 

Cortamos las cebollas en aros. Las dejamos en agua fría con sal unos minutos y las secamos con papel absorbente. Reservamos.
En un bol ponemos los dos tipos de harina, la pizca de sal, la levadura y el colorante. Mezclamos. Incorporamos la leche muy fría hasta conseguir una crema espesita. Tapamos el recipiente con film y lo metemos a la nevera 20 minutos para que siga muy frío.
Pasamos los aros por la crema y los freímos en abundante aceite bien caliente. Una vez dorados los sacamos a papel absorbente que habremos puesto sobre una rejilla.
Servimos inmediatamente.




lunes, 12 de septiembre de 2016

Macarons de limón

MACARONS DE LIMÓN

INGREDIENTES:

Mazapán:
60 grs. Harina de almendra
110 grs. Azúcar glas comprada
50 grs. claras huevo
25 grs. Azúcar normal
Colorante verde


Relleno:

50 grs. Mantequilla blandita
100 grs. azúcar glas
Ralladura de limón
2 cucharadas soperas de zumo de limón

PREPARACION:  

Mezclamos la almendra molida con el azúcar glas y la tamizamos dos veces a través de un colador para dejarla bien finita. Reservamos
Ponemos las clara con una pizca de sal en un bol y las montamos a punto de nieve. Cuando veamos que empiezan a espumar añadimos los 25 grs. Azúcar y seguimos montando. Cuando esté a punto de montar del todo le agregamos el colorante alimenticio y terminamos de montar a punto de nieve fuerte.
Vamos añadiendo mezcla de almendra y glas a las claras montadas en 3 veces mezclando con movimientos envolventes. Una vez añadida toda la mezcla seguimos removiendo hasta conseguir que la crema caiga de la espátula a modo de cinta.
Introducimos la mezcla en una manga pastelera.

Preparamos la placa de horno con papel antiadherente  y llenamos la manga pastelera con la masa. Utilizaremos una boquilla redonda.

Debajo del papel de horno yo pongo una plantilla en la que he dibujado círculos para que de esta manera me salgan todos del mismo tamaño. Colocamos la manga pastelera encima de cada círculo verticalmente y presionamos hasta conseguir el tamaño deseado. Una vez hechos todos los macarons, golpeamos la bandeja contra la mesa para que salga cualquier burbujita que hubiera quedado. Dejaremos secar los macarons hasta que podamos tocar la superficie sin que se nos pegue y esté completamente seca. Es imprescindible este paso para que los macarons nos salgan bien.


Precalentamos el horno a 150 grados e introducimos la placa en la segunda altura por abajo 16 minutos bajando la temperatura a 140 grados. Depende del tamaño del macaron. Una vez horneados los sacamos y sin tocarlos, los dejamos enfriar sobre una rejilla con el mismo papel de horno.
Una vez fríos y duritos, los rellenamos con la butter cream de limón. Los dejamos en un recipiente hermético en la nevera.
Es preferible comerlos pasadas 24 horas para que alcancen su textura perfecta



Recién sacados del horno