jueves, 12 de junio de 2014

Albóndigas de bacalao con langostinos

ALBONDIGAS DE BACALAO CON LANGOSTINOS

Si os apetecen unas albóndigas suaves, jugosas, ricas, no dejéis de probar las de bacalao en salsa, y si encima enriquecemos el guiso con unos langostinos salteados, el plato sube de nivel. Además, si tenéis niños pequeños, es una forma de que coman pescado casi sin enterarsen.


INGREDIENTES:

 Migas de bacalao desaladas
 Sal
 Ajo
 Perejil
 1 huevo
 Miga de pan remojada en leche
 Pan rallado
 Harina
 Aceite
 Cebolla
 Vino blanco
 Fumé
 Almendras tostadas sin piel
 Guisantes
 Langostinos

PREPARACION:

 Desalamos las migas de bacalao y desmenuzamos. Las mezclamos con ajo picado, perejil, 1 huevo crudo y miga de pan. Si vemos que quedan un poco blanditas les añadimos pan rallado hasta que veamos que podemos hacer las bolitas. Hacemos bolitas y pasamos por harina. En una sartén con aceite las freímos y las colocamos en una tartera baja.
En el mortero hacemos una picada con ajo, perejil y las almendras tostadas sin piel. Reservamos.
Pelamos los langostinos y reservamos los cuerpos. Las cabezas y pieles las ponemos a freír en una sartén con un poquico aceite. Una vez han soltado el jugo, vertemos en ella fumé y dejamos que dé un hervor. Colamos y reservamos.
En una sartén ponemos aceite y freímos cebolla picada. Una vez frita añadimos harina y rehogamos. Incorporamos medio vaso de vino blanco y fumé que teníamos reservamos junto con el caldo de los langostinos. Dejamos hervir y condimentamos. Vertemos una chorradita pequeña de vino blanco. Incorporamos la picada que habíamos hecho y mezclamos. Cuando la salsa esté cremosa introducimos las albóndigas. Dejamos dar un hervor suave. Añadimos los guisantes y salteamos los langostinos crudos pelados en una sartén con un poquitín de aceite. Acompañamos las albóndigas con los langostinos recién salteados.