miércoles, 29 de abril de 2015

Fartons (Super esponjosos)

FARTONS

Hace años estuve en Valencia y me sorprendieron acompañando la deliciosa horchata de Alboraya con unos bizcochillos alargados, super esponjosos que llamaban "fartons". La combinación es increiblemente deliciosa y aquí os traigo la receta de unos super esponjosos fartons que dificilmente nadie se podrá resistir a ellos.
La diferencia de esta receta con otras que he visto en internet es que debido a que la masa se trabaja bastante blandita, ello permite que el resultado sea fabuloso en cuanto a textura ya que una vez horneados obtendremos unos fartons delicados, esponjosos, que se deshacen en tu boca. ¿que no me creéis? Animaos a hacerlos y disfrutad de ellos.

INGREDIENTES: 

550 g de harina de fuerza
100 g de agua
125 g de mantequilla
150 g de azúcar
2 huevos medianos (60g cada uno)
50 g de levadura panadera
3 g de sal

40 ml zumo limón

Glasa:

100 grs. azúcar glas
2 cucharadas agua caliente

PREPARACION: 


Comenzamos batiendo muy bien los huevos con el azúcar hasta que espumen.
Calentamos el agua en el micro y disolvemos en ella la levadura.
En un recipiente ponemos la harina con la sal y le añadimos el agua tibia con la levadura. Removemos bien. Agregamos los huevos batidos con el azúcar y amasamos.
Por último añadimos la mantequilla blandita y el zumo de limón y seguimos amasando hasta que tengamos una masa lisa, aunque un poco pringosa.
Dejamos reposar la masa 45 minutos (o hasta que doble su volumen).
 A continuación cortamos la masa en porciones de unos 50 grs.  y formamos bolas. Nos ayudamos de un poco de harina ya que la masa estará muy blandita y la trabajamos sobre papel de hornear.  Extendemos cada bola en forma de rectángulo de unos 20 cm. y una vez estirada la enrollamos con la mano hasta forma un rulito. Dejaremos reposar todos los rulitos en la placa de horno con papel vegetal para que no se peguen y tapados con un paño limpio. Esperaremos que vuelvan a doblar el volumen. No importa si al fermentar se tocan unas con otras.
Precalentamos el horno a 200 grados e introducimos la bandeja en la segunda altura empezando por abajo unos 15 minutos o hasta que veamos que se doran.
 Mientras tanto formamos la glasa y para ello templamos un poquito el agua y le añadimos el azúcar glas. Removemos muy bien y cuando saquemos los fartons del horno los dejamos enfriar un poco y pincelamos con esta glasa la superficie.
Otra opción es espolvorearlos con azúcar glas.