jueves, 18 de junio de 2015

Baklava de pistachos,dátiles e higos

BAKLAVA DE PISTACHOS, DÁTILES E HIGOS

INGREDIENTES:

Masa filo:
1 huevo
Media taza aceite girasol
1 taza leche
4 tazas harina
2 cucharitas levadura royal
Pizca de sal
Maizena

Baklava:
Masa filo
Pistachos, dátiles e higos secos (250 grs.)
200 grs. mantequilla
Pistachos para decorar

Almíbar:
4 tazas azúcar
4 tazas agua
1 cucharada zumo limón
1 cucharada de miel
Agua de azahar


PREPARACION:  

Para preparar la masa filo mezclamos todos los ingredientes  (excepto la maizena) y amasamos bien durante un rato hasta conseguir una masa lisa y elástica.
Una vez formada una bola, partimos en dos trozos la masa y cada mitad en 8 bolitas.
Espolvoreamos la encimera con maicena y con el rodillo estiramos la bolita hasta dejar una lámina fina. La reservamos sobre papel de horno y hacemos lo mismo con todas las demás bolitas hasta terminar la masa. Cada lámina la colocamos encima de la anterior espolvoreando maicena entre ella para que no se peguen. Cogemos el montón de hojas que tenemos hechas y juntas las volvemos a estirar ayudándonos del rodillo y de la maicena hasta conseguir unas hojitas tan fina como el papel de fumar. Las reservamos hasta su uso envuelta en el papel de horno y metidas en una bolsa de cocina.

Para elaborar el baklava cogemos un molde y lo untamos con un poco de mantequilla que habremos derretido en el micro y le habremos quitado la espuma de la superficie y el poso blanquecino del fondo.
Colocamos encima dos hojas de filo y pincelamos con mantequilla. Volvemos a colocar encima dos hojas filo y nuevamente pincelamos de mantequilla. Esparcimos por encima la mitad de la mezcla de frutos secos triturados.
Continuamos colocando dos hojas de filo y nuevamente pincelamos con mantequilla. Otras dos hojas y otra vez mantequilla. Volvemos a esparcir los restantes frutos secos y terminamos con todas las hojas filo pincelándolas cada dos hojas con la mantequilla. Presionamos para que formen un bloque los ingredientes.
Con un cuchillo cortamos el baklava formando cuadrados o rombos y pincelamos toda la superficie con una buena dosis de mantequilla derretida.
Precalentamos el horno a 180 grados e introducimos el baklava a mitad de altura 30 minutos.
Inmediatamente que lo saquemos del horno lo emborracharemos con el almíbar que habremos hecho previamente hirviendo el agua y  el azúcar durante 15 minutos y añadiéndole la cucharada de zumo de limón, agua de azahar y la cucharada de miel.
Por último, decoramos por encima de cada porción con pistacho molido.

Dejamos enfriar unas horas.